10 frases que si dices ya eres chavorruco.

0
45

1. Arrastrar la cobija

Se trata de una frase de chavorrucos propia del español de México, que significa “estar deprimido”. Se utiliza en el ámbito de las relaciones de pareja: Juan anda arrastrando la cobija por una chavita que ni lo pela.
Esta frase quedó inmortalizada en el mundo de la música, con una canción de Sasha Sokol, integrante de Timbiriche, cuyo lanzamiento fue en 2004. Existe una variante de esta frase: arrastrar la cobija y ensuciar el apellido la cual “se usa para indicar que el comportamiento de alguien lo exhibe y pone en vergüenza” (AML, 2010).

2. Mover el tapete

Esta frase también es un mexicanismo y significa “Provocar sentimientos amorosos” (AML 2010). La expresión juega con el sentido de mareo o vértigo cuando se mueve el piso debajo de nosotros y que se piensa como parecida a la sensación de enamoramiento, cuando se alteran nuestras emociones. Awww.

3. Irse de reven

Reven es una forma abreviada de reventón, es decir, de fiesta o de pachanga (otra palabra de los chavorrucos): ¿Se fueron de reven y no me invitaron? La palabra reven en esta frase no se usa para designar cualquier fiesta, sino una “fiesta juvenil con música, baile y bebidas” (Diccionario del español de México, Colmex, 2010).
Para entender mejor cómo utilizar la voz reventón, puede consultarse el tema “¡Qué buen reventón!” (1989) de La Onda Vaselina, en la que siendo unos chavitos adolescentes y al ritmo de rock and roll los ahora integrantes de OV7 describen lo que era una buena fiesta juvenil en los años ochenta.

4. ¡Trágame tierra!

Esta frase ampliamente utilizada a partir de la década de los 70, está vinculada con la expresión tragarse la tierra a alguien, que tiene el sentido de “desaparecer”: Nunca volvimos a ver a Pepe, se lo tragó la tierra. Sólo que en este caso, no se experimenta la acción de desaparecer sino que se desea, debido a algún suceso bochornoso o terrible que se está experimentando: Borré la información de mi tarea sin querer, ¡trágame tierra!
La expresión tiene una variante en la que se agrega un remate para hacer la expresión aún más divertida e ingeniosa: Ya no quiero trabajar, ¡trágame tierra y escúpeme en la playa!
El apartado “Trágame tierra” narraba las peripecias y los sucesos más de oso que les acontecían a las lectoras que compartían sus experiencias a la editorial. ¿Eres old pero así de old para recordar la sección?

5. Traer nave

Cualquier adulto de más de 35 o 40 años está sujeto a llamarle nave a su coche o automóvil: ¿María va a traer su nave para irnos de reven? Esta expresión se utiliza cada vez menos, pero aún persiste en algunos anuncios publicitarios, en sitios de ventas de autos y en “Historia de un taxi” (1994) de Ricardo Arjona: “Eran las 10 de la noche, piloteaba mi nave, era mi taxi un volkswagen del año 68”. ¡Ya llovió!

6. Qué hongo

Típico saludo de chavorruco. Es una frase inspirada en ¿Qué onda? pero que se utiliza para escucharse “más modernou” (más moderno, según los chavorrucos). Además de saludo, se usa para saber qué pasa: ¿Qué hongo con la fiesta de Mau? ¿A qué hora empieza?

7. Está cañón

Una frase de chavorrucos que se utiliza para designar algo que “es fuerte, intenso, difícil, malo o violento” (Colmex, 2010): Está cañón pasar este examen; Le gritó muy cañón a su hijo. Esta expresión es un eufemismo de otra frase que por ser de carácter altisonante, no puede decirse con tanta soltura.
En décadas pasadas era muy mal visto hablar con groserías, algo que hoy en día es cada vez más permitido en ámbitos no formales. A partir de esta prohibición nacieron varias expresiones a manera de eufemismos de frases más subidas de tono, por ejemplo: despapaye, la tiznada, abuelita de Batman, checa tu mail.

8. Chicas(os) del coro

Puede escucharse en cualquier boda o incluso en fiestas de XV años porque claro, el animador es casi siempre chavorruco. Se utiliza en una dinámica en la que el presentador grita “¡Chicas de coroooooo!” y la audiencia contesta: “¡Uuuuh”!
Te recomendamos: ¡Guácala qué rico! Origen de palabras que expresan disgusto
Esta frase de chavorrucos se popularizó mucho a partir del programa Pácatelas, conducido por Paco Stanley en 1995, en el que varias edecanes bailaban y asistían al conductor en las dinámicas que realizaba. Stanley interpelaba a estas chavas con un ¡chicas del corooooo!

9. Vámonos a cotorrear

El verbo cotorrear es un mexicanismo, el cual tiene varios significados: “platicar animadamente dos o más personas”, “burlarse de algo o de alguien” y “engañar a una persona para burlarse de ella o hacerle una broma” (Colmex, 2010). No hay chavorruco que no haya usado este verbo en al menos alguno de estos sentidos.
Cómo olvidar el tema Me quieres cotorrear (1986) de Kenny y los Eléctricos que decía:
Cuando me invitas sola a salir / Buscas pretextos para seducir / Siempre me tratas tú tan natural / Y de repente quieres darme más / No, no, no sé qué pasa, creo que me quieres cotorrear….

10. Cacheteando las banquetas

Esta expresión quiere decir “estar alguien enamorado sin ser correspondido y actuar como tonto”. Muy usual entre la chaviza de los 80 o 90 pero sigue presente en el léxico cotidiano de los chilangos enamorados: “mi hijo anda cacheteando la banqueta por la vecinita de aquí al lado”.
Actualmente estas expresiones siguen vigentes no sólo en boca de los chavorrucos, sino también de generaciones más recientes que buscan parodiar a los más adultos o simplemente llenar de expresividad su discurso. La lengua es de quien la trabaja, la moldea y la reinventa, tenga la edad que tenga.