Connect with us

Autos

La evolución del volante de Porsche en los últimos años

Se trata de un componente esencial que comenzó su desarrollo a mediados del siglo pasado, como es el caso del legendario Porsche 917 de Le Mans, el cuál solo tenía un botón con una pantalla o el último Porsche 911 RSR con 30 funciones a su disposición

El volante de un vehículo es prácticamente uno de los elementos más importantes y que más ha evolucionado a lo largo de los años. En el caso de Porsche, se trata de un componente esencial que comenzó su desarrollo a mediados del siglo pasado, como es el caso del legendario Porsche 917 de Le Mans, el cuál solo tenía un botón con una pantalla o el último Porsche 911 RSR con 30 funciones a su disposición.

Incluso el Porsche 917, toda una leyenda de Le Mans, carecía de botones y pantallas en su volante.

“En 1999 participé en la Carrera Cup como piloto Júnior de Porsche. En aquellos momentos, el volante no tenía botones, ni radio, ni levas del cambio, ni limitador de velocidad. Teníamos que conducir por el pit lane con un ojo puesto en el velocímetro”, comenta sobre esa época el embajador de la marca y piloto alemán Timo Bernhard.

 

El desarrollo de los volantes modernos y repletos de funciones comienza en el año 2000.

 

En 2001, los coches de la Porsche Cup incorporaron un botón para la radio y, en 2004, el número de funciones en el volante se incrementó hasta seis en los Porsche 911 GT3 RSR que participaban en la American Le Mans Series. Con el paso del tiempo, el diseño cobró una importancia creciente a medida que continuaban los progresos en esa área.

 

El volante del 911 GT3 RSR en 2008.

Los pilotos juegan un papel esencial en la disposición de los controles ya que proporcionan proporcionan una información crucial durante la etapa de desarrollo para asegurar la mejor ergonomía posible. El primer paso es el posicionamiento de las cuatro funciones más importantes: los botones para el limitador de pit lane, para situaciones de bandera amarilla general, así como los de on/off para el motor y la radio. Como curiosidad, los volantes de un coche de competición moderno se pueden quitar con facilidad para permitir a los pilotos entrar y salir de forma rápida y segura.

El volante del 911 GT3 R debe ser fácil de manejar para todo tipo de pilotos.

El manual de instrucciones para el volante del Porsche 911 RSR consta de 27 páginas. En las últimas décadas los volantes han cambiado significativamente en términos de funcionalidad y manejo. La forma y los materiales utilizados también han sido modificados en múltiples ocasiones, pasando del volante circular hecho de madera hasta el realizado sobre una base de acero, con una forma que recuerda a la figura horizontal de los mandos de un avión moderno.

 

Con información del Excélsior y Gentleman México.

Facebook

Title

NOTHING FOUND!